La empresa Garemeat

En GAREMEAT hemos sabido perfeccionar al máximo un alimento tan exquisito como la carne gallega, elevándola a unos niveles de sabor y calidad capaces de conquistar a los paladares más exigentes.

Nuestra empresa mima meticulosamente al ganado, con el fin de ofrecer al cliente un producto de primera categoría, resultado de haber cuidado hasta el más mínimo detalle las fases primarias (selección y alimentación del ganado) y secundarias (sacrificio, conservación y distribución).

¿Qué es lo que nos define?

NUESTRA VISIÓN
Ser un proveedor cárnico premium. caracterizado por la excelencia de sus productos y de sus marcas, haciendo de nuestra carne una de las mejores del mercado.

NUESTRA MISIÓN
Ser una empresa ejemplar, gracias a la mejora continua y a los exhaustivos controles de calidad y seguridad a los que son sometidos nuestros productos, alcanzando así la plena satisfacción del cliente.

NUESTROS OBJETIVOS
– Alcanzar los mayores estándares de calidad en nuestro producto, haciendo que nuestra empresa sea sinónimo de excelencia.

– Conseguir las mayores cotas de motivación y compromiso por parte de nuestros trabajadores, aumentando su potencial gracias a un proceso de formación continua.

– Lograr que la carne gallega alcance una creciente inserción en los mercados internacionales, haciendo de ella un alimento gourmet de fama mundial.

Solo las mejores reses pueden ser Garemeat

Todo en Garemeat está orientado a hacer de sus productos el paradigma de la calidad alimentaria, y eso es algo que comienza con la selección del ganado para su posterior engorde.

Nosotros mismo nos encargamos de escoger a los mejores ejemplares a través de un minucioso proceso, en el que comprobamos que presenten unas óptimas características en función de su raza.

A consecuencia de esa exhaustiva selección de las reses, logramos que solo los mejores ejemplares formen parte de nuestro sello, haciéndolo así representativo del fabuloso sabor y ternura que caracterizan a la carne gallega.

El ganado que come bien, sabe bien.

El sabor de la carne está directamente relacionado con la alimentación que ha llevado el animal durante toda su vida. En Garemeat lo sabemos y por ello cuidamos mucho este aspecto, con el fin de procurar un total bienestar a nuestras vacas, terneras y bueyes.

Nuestras reses están cebadas con productos 100% naturales (pastos frescos, forrajes, maíz y cebada). El Ganado se alimenta a sus anchas en los prados gallegos, al aire libre y sin sufrir el más mínimo estrés.

El resultado de esa buena vida que ofrecemos a nuestro ganado es la incomparable exquisitez de su carne: tierna como la mantequilla, dotada de un sabor deliciosamente intenso y de un alto valor nutricional (ya que, gracias a los pastos de Galicia, es rica en beta caroteno, vitamina esencial para nuestra vista, sistema inmunitario y crecimiento).

Y es la responsable del color mármol/amarillento de la grasa, indicador de una alimentación natural

Máximo cuidado de la carne

En Garemeat somos conscientes de que ofrecer el mejor sabor sin la debida seguridad alimentaria no sirve de nada.
Por eso aplicamos los procedimientos más estrictos en las labores de tratamiento secundario de la carne. 

El riguroso cumplimiento de la legislación alimentaria y la constante incorporación de las últimas tecnologías
del sector (sacrificio, refrigerado, transporte, etc.) son fundamentales para que nuestros productos lleguen en óptimas condiciones al consumidor, garantizando así su sabor y salubridad. 

Tan importante como la selección y alimentación de las reses es la maduración de su carne.
Para obtener los mejores resultados hay que cuidar tres factores: 

TIEMPO SUFICIENTE
Un adecuado proceso de maduración debe durar al menos 14 días, a fin de lograr una carne más tierna, jugosa y de sabor más potente. 

TEMPERATURA ADECUADA Y ESTABLE 
Ello garantizará un proceso enzimático óptimo (ni muy rápido, ni muy lento). 

HUMEDAD 
Conseguir el nivel de humedad ambiental apropiado y mantenerlo estable es clave para tener el metabolismo microbiano bajo control.